Un 75 aniversario ¡bien lo vale!

1940 marcó el inicio de la primera generación de elaboradores de cava de la familia Montserrat. Primero, el abuelo, Pere Montserrat. Le siguió su hijo, también Pere Montserrat para, hace 23 años, recoger el testigo su nieto, Martí Pere Montserrat, que actualmente es el propietario, enólogo y elaborador de CONDE DE VALICOURT.

 

Nuestra marca más antigua fue MONTSERRAT HERMANOS y constamos entre las 10 primeras empresas que se dieron de alta como elaboradores de cava en Sant Sadurní d’Anoia y, en 1940, la cava pasó a llamarse CONDE DE VALICOURT.

Si los números no nos fallan, 2015 es el 75 aniversario de nuestra cava.

 

Y, dándole vueltas a cómo celebrarlo y rendir homenaje a los que sentaron las bases de lo que hoy somos, no se nos ocurrió mejor idea que hacer una reinterpretación de nuestro cava más emblemático: PAS DE SUCRE brut nature gran reserva.

 

Antes de los años 70, la crianza de los cavas se hacía con tapón de corcho. A partir de entonces, se produjo una de las grandes pequeñas revoluciones en el sector del cava: el tapón de corcho se sustituyó, para la crianza, por el tapón de corona (para entendernos, el tapón de cerveza).

Martin vintage

MARTÍN VINTAGE

Aunando la forma de hacer de entonces con los medios que hoy contamos, esta semana saldrá la edición limitada de 420 botellas de PAS DE SUCRE MARTÍN VINTAGE brut nature.

 

Un gran reserva de 66 meses de doble crianza: 4 años de crianza con levaduras y tapón de corona + 18 meses adicionales con tapón de corcho (de los que 12 meses en vertical y 6 meses en punta -boca abajo-).

 

Para preservar la frescura del corcho e impedir que pierda carbónico o se oxide, esos 18 meses adicionales con corcho han transcurrido en condiciones óptimas de humedad y ausencia de luz.

El resultado: un cava complejo, profundo y redondo. Ideal como cava de sobremesa para degustar sin prisas y a una temperatura de entre 8 y 10º.

 

De venta únicamente a través de CONDE DE VALICOURT y sólo para clientes particulares.